martes, 10 de enero de 2012

Malos tiempos para la información farmacoterapéutica independiente


"Necesitamos una comunidad médica y farmacéutica con capacidad de análisis crítico y con interés en contrastar la veracidad de la información promocional de la industria, que a menudo proporciona una visión distorsionada de los resultados de la investigación científica y camufla los efectos indeseables. Las administraciones públicas hacen tímidos intentos para contrarrestar esa fuente de información sesgada y no objetiva, por ejemplo con la publicación de boletines farmacoterapéuticos como El Comprimido. No obstante, estas iniciativas son claramente insuficientes y deben completarse con un apoyo decidido a la formación continuada de los profesionales sanitarios en farmacoterapia y con la elaboración de recomendaciones basadas en la evidencia. Sólo así podremos tener la seguridad de estar trabajando con información fiable y de calidad".

Este párrafo es un extracto del último editorial de "El Comprimido", portal + Blog del Servei de Salut del Govern de Les Illes Balears (Ib-Salut) dedicado al análisis crítico y evaluación de nuevos fármacos. Al menos, ayer aún estaba colgado en su web.

Y es, muy probablemente, su último editorial ya que la Conselleria de Salut de aquella Comunidad Autónoma, al parecer, ha decidido bajar la persiana de esta excelente iniciativa que proporcionaba información independiente y veraz, sin conflictos de interés, sobre la evaluación de nuevos medicamentos.

El "detonante", al parecer, ha sido la valoración que sobre la eficacia de los condroprotectores para el tratamiento de la artrosis se había realizado en el boletín. Valoración no muy favorable a su uso.

Dicha valoración no favorable ha sido objeto de una respuesta fulminante... nada menos que.del director general del Ib-Salut. Que, desautorizando a su propio servicio de evaluación de medicamentos, envió una nota a los médicos de atención primaria de Baleares que no tiene desperdicio. Podéis leerla en el blog de Rafa Bravo, por ejemplo.

Las preguntas que surgen son decenas. ¿Qué hace el director general de una institución sanitaria desdiciendo a sus propios expertos en evaluación farmacoterapéutica? ¿Qué hay o qué se mueve detrás de semejante nota? ¿Quienes son - y a qué intereses sirven - las personas que han "asesorado" a este director para redactar una nota semejante?

Mientras redacto estas líneas puede leerse en la prensa generalista que ha dimitido Eugènia Carandell, responsable del Gabinete Técnico del Ib-Salut, al parecer como protesta ante la injustificable intromisión del director general de su empresa.

La información farmacoterapéutica independiente se está convirtiendo en una profesión de riesgo. Hace años Joan Ramon Laporte, de la Fundación Institut Catalá de Farmacologia (FICF), fue llevado a juicio por MSD por un artículo que escribió para el Butlletí Groc titulado «Las supuestas ventajas de celecoxib y rofecoxib: fraude científico». MSD perdió el juicio pero el precedente ya estaba sentado. Otros boletines como "Prescrire" también han recibido ataques similares.

La situación generada en el Ib-Salut es absurda y... "novedosa": tu propia empresa - ya ni siquiera hace falta que sea un laboratorio. O quizá sí, por "persona interpuesta"... - deja de financiar tu - imprescindible y absolutamente necesaria - actividad basándose, ¿en qué? ¿En la opinión de un director general que, al parecer, ha buscado una "asesoría externa" a la suya propia? ¿Quienes son esos asesores, si es que existen? ¿A qué intereses sirven?

Malos tiempos para la información farmacoterapéutica independiente y veraz.

El Sr. director general del Ib-Salut haría muy bien en leer el editorial completo del "El Comprimido" que inicia esta entrada. Se titula "La promoción de medicamentos: a caballo entre el marketing y la información". Os recomiendo su lectura íntegra a todos.

2 comentarios:

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Me alegro de que te guste. Un saludo y nos vemos por aquí.


Feliz Año Nuevo también para ti.