jueves, 2 de febrero de 2012

Vacunas: pero si en pediatría el copago ya existe desde hace años...


... Y los pediatras bien que lo sabemos. Y menudo copago. Un copago carísimo y escandaloso.

Nada menos que 19 calendarios vacunales diferentes. En cada autonomía determinadas vacunas han de ser adquiridas por los padres, que han de pagar el 100% de su carísimo importe si quieren proteger a sus hijos contra el rotavirus, contra 13 serotipos de neumococo o contra la varicela.

Hacer el cálculo del coste económico, saltando de autonomía en autonomía, resulta fatigoso, así que me centraré en la que yo trabajo.
  • La vacuna conjugada neumocócica 13-valente no entra en el calendario oficial salvo en supuestos muy concretos que no cumplen la inmensa mayoría de lactantes.
  • La vacuna contra el rotavirus no está incluida.
  • La vacuna de la varicela está incluida... a los 12 años, edad a la que el 90% de los niños ya han padecido la enfermedad. Así que el Estado se ahorra ese 90% de vacunas.
Calculemos el coste global del dinero que unos padres deberían desembolsar si fuera su intención pagar todas las vacunas:

Vacuna antineumocócica 13-valente conjugada: 57,34 euros por dosis. Como son cuatro dosis, la vcunación completa son 229,36 euros.
Vacuna frente a rotavirus: la marca comercial de tres dosis representa un desembolso global de 208,50 euros. Y la de dos dosis, 187,32 euros.
Vacuna frente a la varicela: dos dosis: 90,76 euros.

En total: entre 471,08 y 492,26 euros, según se escoja una marca u otra de la vacuna frente a rotavirus. A desembolsar en los primeros 18-24 meses de vida.

¿Estamos hablando de vacunas "de segunda categoría" o "prescindibles"? No. Me detendré en dos de ellas, por no extenderme demasiado. Las vacunas conjugadas antineumocócicas han demostrado su eficacia para disminuir la incidencia de enfemerdad neumocócica invasiva y de neumonía demostrada radiológicamente. Las vacunas frente a rotavirus han demostrado su eficacia para disminuir la mortalidad por diarrea en países en vías de desarollo y, al menos, disminuir los ingresos hospitalarios por gastroenteritis en países desarrollados.

Parece ser que el nuevo Ministerio de Sanidad tiene, como una de sus prioridades, establecer un único calendario vacunal para toda España, objetivo que respalda la Asociación Española de Pediatría (AEP) a través de su Comité Asesor de Vacunas. Ojalá esta vez sí sea la definitiva. Eso sí: ese hipotético calendario único debe incluir las vacunas citadas (como sucede en la propuesta de la AEP). Basta ya de esquilmar a nuestros padres, más aún en estos tiempos de crisis económica. Veo en la consulta a padres que ven, impotentes, cómo no pueden comprar estas vacunas debido a su importe. Este hecho es cada vez más común debido a la crisis financiera que nos asola. La heterogeneidad vacunal injustificada entre autonomías y el gasto económico que deben asumir los padres (los que pueden asumirlo, que cada vez son menos) es algo que ya clama al cielo. Acabemos con este "copago" encubierto de una vez por todas. El Misnisterio de Sanidad y las Consejerías autonómicas de salud deberían, a estas alturas, ser conscientes que, para los pediatras, la principal actividad preventiva que podemos realizar en atención primaria, la más eficaz, la que salva vidas, es la vacunación. ¿Son conscientes? Si es así, debe asumir su coste y crear un calendario único que acabe con las desigualdades actualmente existentes.

2 comentarios:

Jose Ramón Romero Roldán dijo...

Nuestro pediatra nos ha recomendado la vacuna para el rotavirus para nuestro bebe, y como dices no está incluida en nuestra Comunidad Autónoma.
Teníamos dudas de dársela, no por el desembolso económico, si no por pensar que si fuera importante estaría incluida en el programa de vacunación como obligatoría.
Gracias por tu post, nos ha convencido un poco más de darle la vacuna.

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Gracias a ti, me alegro de que la información ofrecida os haya resultado de utilidad.

Un saludo.