martes, 7 de agosto de 2012

Tosferina, movimientos antivacunas y el triunfo de la ignorancia


Estados Unidos está asistiendo a la mayor epidemia de tos ferina de los últimos 70 años. En algunos estados como Washington el incremento de casos durante 2012 ha sido ¡de un 1.300%! respecto al año previo. Esta aterradora estadística se muestra en la siguiente gráfica.


El "mérito" de esta catastrófica estadística se debe en su mayor parte a los movimientos antivacunas y su perniciosa influencia sobre un amplio segmento de padres. Podemos leer en la web Vaccines.net:


"El Noroeste de los EE.UU. es conocido por su belleza natural. También es una región de alta tecnología con un alto nivel educativo de su población - no es exactamente el tipo de lugar donde uno esperaría caer en la retórica anti-ciencia del movimiento anti-vacunas.

Pero lo ha hecho. Los antivacunas han convencido a un número alarmantemente alto de padres en el estado de Washington de retener las vacunas de sus hijos. Una noticia del "The Seattle Times" informó que el año pasado:

"En Washington [estado] los padres están optando por no vacunar a sus hijos pequeños a un ritmo mayor que en cualquier otro lugar del país"."

Las dimensiones de este drama trascienden los límites geográficos del estado de Washington: en todo Estados Unidos se han registrado hasta el momento más de 17.000 casos durante 2012 (la mayor epidemia desde 1959), habiéndose registrado 10 casos de muerte atribuibles a la enfermedad. Porque no olvidemos algo fundamental: la tosferina puede matar. Especialmente a los lactantes muy pequeños.

Es muy preocupante que estos movimientos antivacunas gocen de tan buena salud... no sólo en Estados Unidos. En España hemos asistido este año a brotes de sarampión o de parotiditis, muchos de ellos afectando a niños no vacunados. Incluso se ha registrado alguna defunción debido al sarampión en España. En pleno Siglo XXI...

El triunfo de los movimientos antivacunas es el triunfo de la ignorancia pseudocientífica. El triunfo de la superchería, de la conspiranoia y de la inconsciencia pseudoilustrada. El triunfo de una "ideología", queridos padres que podáis estar leyendo esta entrada, que está poniendo en serio peligro la salud e incluso - literalmente -  la vida de vuestros hijos. Por favor, consultad siempre con vuestro pediatra, y si buscáis información en Internet acudid a fuentes fiables y científicamente contrastadas. Si buscáis información de calidad sobre vacunas podéis consultar el siguiente documento:


2 comentarios:

enfermero9 dijo...

Es curioso, te pueden multar por fumarte un cigarro a menos de 50 mts de un colegio (me parece bien) pero no por poner en peligro la vida de tu hijo y mandar además una bomba de virus al mismo colegio.

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Así es. Demencial.

La no vacunación de un niño por pseudocreencias conspiranoicas absurdas es, para mi, una forma de maltrato por negligencia.

Un saludo.