lunes, 19 de noviembre de 2012

Neo-Dividencias. Pruebas científicas de las terapias rehabilitadoras utilizadas en el recién nacido prematuro


Acaba de celebrarse durante los días 2 y 3 de noviembre en el Hospital Infantil La Paz el Curso "Seguimiento neurológico y tratamiento multidisciplinar de las alteraciones del neurodesarrollo en el recién nacido prematuro".

Un completo curso en el que poder compartir las "experiencias" y "evidencias" de pediatras, neonatólogos, neuropediatras, gastroenterólogos, oftalmólogos, rehabilitadores, fisioterapeutas, psicólogos, logopedas, etc. Alrededor de 150 participantes en el Aula Profesor Ortiz Vázquez.

Un curso con ciencia, conciencia y corazón a gran altura en el Hospital Infantil La Paz, en donde tuve el honor de clausurar las jornadas con la ponencia que se adjunta debajo y que lleva por título: "Evidencia científica de las terapias rehabilitadoras utilizadas en el seguimiento del recién nacido prematuro con alteraciones en el neurodesarrollo". 

El trabajo fue muy enriquecedor y de él pudimos obtener las siguientes conclusiones y recomendaciones. 

a) Conclusiones: 
-Los métodos de intervención temprana demuestran un efecto favorable a corto plazo en el desarrollo neurocognitivo del prematuro, pero que no se confirman a partir de la edad escolar(evidencia moderada). 
-Los métodos de intervención temprana no demuestran un efecto favorable en el desarrollo motor del prematuro a ninguna edad (evidencia moderada). 
-Los resultados de los diferentes métodos de intervención temprana varían con la edad de aplicación en el prematuro (evidencia moderada). 
-Los recién nacidos prematuros se benefician en la UCIN de aquellas intervenciones que simulan el ambiente intrauterino, como NIDCAP, mostrando beneficios temporales a nivel motor(evidencia moderada). 
-Los recién nacidos prematuros tras el alta hospitalaria no demuestran beneficios a nivel motor cuando se utilizan programas que actúan sobre el neurodesarrollo (tipo Bobath o Vötja) (evidencia moderada) 

b) Recomendaciones para la práctica:
-Es beneficioso iniciar intervenciones tipo NIDCAP durante el ingreso en UCIN de los recién nacidos prematuros (débil a favor).
-No se han demostrado beneficiosos los métodos de intervención temprana que actúan sobre el neurodesarrollo (tipo Bobath o Vötja), especialmente sobre el desarrollo motor (débil en contra).
-Es recomendable que sean intervenciones centradas en la familias, con interacción padres-hijo (débil a favor)

c) Recomendaciones para la investigación:
-Estudiar la mejor edad a la que deben iniciarse los procedimientos de intervención temprana y la duración de la misma.
-Analizar la importancia de los diferentes procedimientos de la atención temprana, tanto en el prematuro como en el niño a término.
- Es preciso disponer de ensayos clínicos aleatorizados de mayor calidad: mayor selección de prematuros de riesgo sobre intervenciones concretas de atención temprana y con variables resultado (en la esfera motora y neurocongnitiva) sensibles a los cambios.

Hacía 6 meses que celebramos en este mismo hospital el curso "Tengamos la evidencias en Paz". Creo que este nuevo curso ha permitido la oportunidad de recordar la importancia del paradigma de la medicina basada en pruebas, pero sobre todo nos ha permitido reflexionar sobre que "no debemos tomar el nombre de la evidencia en vano" (pues su abuso y mal uso pueden acabar por desprestigiar la palabra y lo que significa).