viernes, 7 de diciembre de 2012

Formación e información en Pediatría. Fuentes de información (XVII). Pediatría basada en la evidencia y bases de datos de guías de práctica clínica

Las guías de práctica clínica (GPC) son un conjunto de recomendaciones desarrolladas de forma sistemática para ayudar a profesionales y a pacientes a tomar decisiones sobre la atención sanitaria más apropiada, y a seleccionar las opciones diagnósticas o terapéuticas más adecuadas a la hora de abordar un problema de salud o una condición clínica específica. 

En artículos previos hemos analizado las fases de elaboración de una GPC y los principales instrumentos para el desarrollo y uso de las GPC basadas en la evidencia, como son la propuesta AGREE (Appraisal of Guidelines Research and Evaluation) para determinar la calidad de una guía, la propuesta GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation) para desarrollar un método común para clasificar la calidad de la evidencia y la fuerza de recomendación o la propuesta ADAPTE para validar un procedimiento genérico de adaptación que facilite el uso de las guías existentes, evitando duplicidades. 

Enumeramos y analizamos en este documento las características de los principales centros elaboradores de guías (SIGN, NICE, GuiaSalud, etc) y de los principales centros de almacenamiento para su recuperación (National Guideline Clearinghouse, Guideline International Network, GuiaSalud, etc.).