viernes, 8 de febrero de 2013

No queremos hospitales como el de Stafford en España





No queremos hospitales como el de Stafford en España. Al menos, yo no los quiero. ¿Alguien más no los quiere?

Para quien no se haya enterado de la noticia, el hospital de Stafford está en el Reino Unido, pertenece al sacrosanto e idealizado por muchos National Health Service Británico y su gestión es privada, por una fundación sin ánimo de lucro (a muchos nos suena esto).


A primera vista esto podría parecer una noticia sensacionalista propia de la prensa amarilla. Sin embargo, los datos son parte de las conclusiones de un informe que ha obligado al presidente del gobierno británico, David Cameron, a pedir perdón. Cameron ofrece detalles tan horripilantes como que ""Había pacientes tan desesperados por el agua que bebían de floreros sucios".

Leamos una de las frases clave de este informe: ""El sistema ignoró las señales de advertencia y puso el interés corporativo y control de costos por delante de los pacientes y su seguridad". Y algunos detalles más: "Los pacientes ancianos se quedaron sin alimentar o lavar. Fueron privados de dignidad y respeto. Algunos pacientes tuvieron que hacer sus necesidades en la cama, al no ofrecerles ayuda para ir al baño", explica. En el informe también se señala un control inadecuado del dolor por falta de analgésicos, la existencia de personal insuficientemente cualificado y otras muchas negligencias (el personal de recepción era quien decidía qué pacientes debían ingresar)".

No se trata de una película de terror. No es un centro sanitario del Tercer Mundo. Está sucediendo aquí (Unión Europea) y ahora.

El modelo de "titularidad pública y gestión privada" es el que se nos quiere introducir en España. De hecho, en algunas Comunidades Autónomas ya está establecido. Si nuestros políticos quieren seguir (ojalá que no) por este camino, es necesario conocer a qué situación podemos llegar. Porque se empieza teniendo que pagar por las sillas delos acompañantes del enfermo y quizá terminemos bebiéndonos el agua de los floreros... ¿Queremos eso aquí?

Estemos atentos a las señales de alerta. Declaraciones aparentemente inocentes ("El sector sanitario es un sector económico más") o detalles molestos pero en principio asumibles ("Butacas de pago para acompañantes de pacientes de hospital") pueden conducir, con el tiempo, a que se den aquí situaciones como la del Reino Unido (al parecer hay más centros sanitarios con deficiencias similares a las del siniestro hospital de Stafford). ¿Queremos eso?

Os dejo un vídeo con la noticia tal como ha sido difundida en algunas televisiones de nuestro país. Y estemos vigilantes. Para que no tengamos que bebernos el agua de ningún florero.

3 comentarios:

Rafa dijo...

Asociar esta noticia a la externalización de la gestión en Madrid, así como olvidarse de las decenas de sanitarios que han tenido que actuar mal, y las otras decenas que han tenido que callar durante años para consentir, permitir o incluso animar la mala práctica es lamentable.

En mi opinión.

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Hola, Rafa.

Por más que leo y releo la entrada, no se ha hecho referencia alguna "a la externalización de la gestión en Madrid". De hecho, en Madrid no se está inventando nada nuevo. El modelo a implantar en Madrid ya está instaurado en otras Comunidades Autónomas españolas. Por ejemplo, en la que yo trabajo.

Como digo en la entrada (y me reafirmo) "Si nuestros políticos quieren seguir (ojalá que no) por este camino, es necesario conocer a qué situación podemos llegar".

Aprendamos de los errores de otros que han recorrido este camino antes que nosotros... y aprendamos de sus errores. Más que nada para no replicarlos nosotros. Y para que no tengamos que pedir perdón después, como el Sr. cameron ha tenido que hacer.

Un saludo.

paz gonzalez dijo...

Pues el autor de la entrada no ha hecho referencia a la externalización de la sanidad. Pero está en la mente de todos que en situaciones donde priman las beneficios pueden llevar a esta situación.Con la aquiescencia de los trabajadores, y de lo que es mas grave, de los responsables que deben salvarguardar el derecho a la salud de todos.