lunes, 18 de marzo de 2013

Hospital Infantil La Paz: paradigma de hospital pediátrico de la sanidad pública


Revista Española de Pediatría, una de las revistas decanas de la pediatría española, suele dedicar el primer número del año a un monográfico. Habitualmente son monográficos de alguna enfermedad o patologías pediátricas. Pero este año ha comenzado una nueva serie que ha titulado como “Centro de referencia”. Y la serie comienza con el Hospital Infantil La Paz (HILP). 

El HILP, inaugurado en 1965, fue el primer hospital pediátrico de la sanidad pública española. Desde sus inicios ha sido un hospital pionero en el desarrollo y jerarquización de las especialidades pediátricas, tanto médicas como quirúrgicas. 
Durante este casi medio siglo de vida, el HILP ha tenido que adaptarse a los cambios sociales, culturales y tecnológicos sucesivos, constituyéndose desde sus inicios en un referente de la medicina del niño en España y en el mundo. Este papel de liderazgo se ha visto refrendado por los especialistas de la sanidad española en la encuesta realizada por la OCU (2005-2011) y que consideran al HILP como el que mejor índice de reputación respecto al tratamiento de casos graves de enfermedades pediátricas.

El desarrollo de las especialidades pediátricas es una de las fortalezas del HILP, y actualmente dispone de prácticamente todas las especialidades y es el único hospital del país en el que se realizan todos los trasplantes pediátricos. Esto hace que en el momento actual es HILP haya sido acreditado como CSUR-SNS (Centros, Servicios y Unidades de Referencia del Sistema Nacional de Salud) en 17 patologías: quemados críticos, alteraciones congénitas del desarrollo ocular, tumores extraoculares de la infancia (rabdomiosarcoma), tumores intraoculares de la infancia (retinoblastoma), retinopatía del prematuro avanzada, queratoplastia penetrante en niños, trasplante renal infantil, trasplante renal cruzado, trasplante hepático infantil, trasplante cardíaco infantil, trasplante de intestino infantil, trasplante de progenitores hematopoyéticos alogénico infantil, asistencia integral del neonato con cardiopatía congénita y del niño con cardiopatía congénita compleja, asistencia integral del adulto con cardiopatía congénita, cirugía del plexo braquial, epilepsia refractaria, ataxias y paraplejias hereditarias. Y, recientemente, la Organización Nacional de Trasplantes ha acreditado también al HILP para trasplante pulmonar infantil, pendiente de la concesión del CSUR.

En el monográfico de Revista Española de Pediatría se hace un recorrido a la labor asistencial, docente e investigadora de los principales servicios de especialidades. Su lectura permite obtener una perspectiva magnífica de la historia de este hospital que fue, es (y esperemos que siga siendo) paradigma de hospital pediátrico de la sanidad pública, un hospital de prestigio y de excelencia, un hospital público con vocación de referencia, de modo que uno de cada tres ingresos siguen siendo pacientes de fuera de la Comunidad de Madrid (y, en algunas especialidades, más de la mitad).
A este gran nivel asistencial se han sumado algunos hitos en los últimos años y entre los que no quisiera dejar de destacar, al menos, tres:
- A nivel de atención sanitaria, los múltiples proyectos de humanización de un hospital de referencia y que cuenta con la colaboración de más de 300 voluntarios de diversas asociaciones y que incluye desde el espacio de juego “La Pajarera” hasta “Radio Algodón”, pasando por la Escuela de Padres o el Programa de Acompañamiento Especial.
- A nivel de investigación, en 2009 se constituyó el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Paz (IdiPAZ) a través de la firma del Convenio de colaboración entre el Servicio Madrileño de Salud, la Universidad Autónoma de Madrid, la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital La Paz, y la Agencia Laín Entralgo de Formación, Investigación y Estudios Sanitarios de la Comunidad de Madrid. Esta alianza estratégica ha permitido configurar equipos multidisciplinares pertenecientes a las instituciones señaladas para abordar proyectos de investigación conjuntos, aprovechando al máximo los recursos humanos y materiales destinados a la investigación de los que disponen y promoviendo la captación de fondos de investigación.
- A nivel de compromiso social, no debemos dejar de destacar la implicación directa de un buen número de sus profesionales por la defensa de la sanidad pública en Madrid (y en España) en los últimos meses. Compromiso que ha tenido su refrendo en prensa general o en revistas sanitarias. Un ejemplo es la reciente editorial en Evidencias en Pediatría y que ya hemos destacado en este blog.

Haber sido residente en el HILP plantea que la lectura de este monográfico de Revista Española de Pediatría lo haya realizado desde la admiración por los buenos años vividos, el buen recuerdo y los muchos amigos, pero no le quita un ápice de realidad a todo lo que allí se describe. Porque el HILP es un paradigma de hospital pediátrico de la sanidad pública del que todos los usuarios nos sentimos orgullos, los usuarios internos (profesionales sanitarios) y los usuarios externos (pacientes y familias). Todo lo bueno que significa el HILP es reflejo de todo lo bueno que significa la sanidad pública en España. Y al igual que este hospital, muchos otros.