martes, 30 de abril de 2013

La canela es buena ¿o no?



Hace unos pocos días, en este blog, se publicó una entrada que trataba sobre modos nuevos y sorprendentes en que los adolescentes buscan emociones fuertes, con frecuencia modos peligrosos y con consecuencias a largo plazo.
Se trataba en aquélla entrada de una nueva manera de emborracharse, rápido y barato que consiste en impregnar tampones con una bebida de alta graduación alcohólica (slimming). Y al hilo de este tema salió el comentario de que también lo hacen vertiendo en los ojos bebidas de este tipo (eyeballing), con lo que consiguen borracheras rápidas y económicas, pero muy caras a largo plazo porque pueden dejar secuelas permanentes.
Pues bien, ahora es algo diferente, pero no deja de estar relacionado. He recibido, a través del Medscape Pediatrics, un comentario sobre un artículo que va a salir el número de mayo en la revista Pediatrics que habla de que en Estados Unidos se ha hecho popular a través de las redes sociales una nueva “gracia” de algunos adolescentes que consiste en tragar una cucharada de canela en polvo (cinnamon challenge). Parece inocente ¿verdad?, y da mucha risa ver cómo tosen y se atragantan con el polvillo.
Bueno pues parece que la diversión no es tan inofensiva pues con frecuencia se produce aspiración de canela, y que contienen células de celulosa que ni se disuelven ni son biodegradables.
No hay estudios de exposición en humanos, pero en ensayos experimentales con animales se observa que la canela se deposita en los pulmones produciendo granulomas, fibrosis intersticial, histiocitosis alveolar, etc. es decir, enfermedad pulmonar crónica.
No es nueva la rebeldía adolescente, no es mala tampoco, han de pasar por esa fase inevitablemente, pero ahora la difusión de estas actividades es tan tremenda que las ocurrencias llegan de modo casi epidémico o “viral” como se dice en el lenguaje de las redes sociales, a enormes cantidades de jóvenes que están deseando probarlo todo.
Es esencial que los padres de adolescentes les alerten sobre las consecuencias de las decisiones que toman, sobre lo deseable de que sean independientes, de que no se dejen llevar.