miércoles, 4 de septiembre de 2013

Decálogo para padres en el cuidado de sus hijos


Hace años, la Asociación Americana de Pediatría sugirió una serie de recomendaciones de interés para los padres en la atención y cuidado de sus hijos. Son consejos obvios, pero por obvios son interesantes recordar para todos. Porque lo más obvio en temas de educación, a veces, parece lo más difícil de recordar y de llevar a cabo. 

1.- Lea a sus hijos cada día. 
Puede comenzar tan pronto como a partir de los 6 meses de edad. La lectura de los padres muestra a los niños la importancia de la comunicación y le motiva para la lectura más adelante. También proporciona un contexto para comentar diversos aspectos y para que usted pueda descubrir mejor lo que se va creando en la mente de sus hijos. 

2.- Intente que su casa sea adecuada para los niños. 
Evite y elimine lugares peligrosos: piense en los productos de limpieza, medicamentos, muebles con bordes puntiagudos, escaleras, ventanas, etc. El lugar de mayor interés para estas precauciones es la cocina. Puede prevenir algunos accidentes. 

3.- Consiga que sus hijos disfruten de un medio ambiente libre de tabaco. 
La contaminación de tabaco dentro de casa aumenta la frecuencia de infecciones respiratorias, de oídos, etc. en sus hijos. Y recuerde que el factor más importante para predecir que los hijos serán fumadores en la edad adulta, es que los padres fumen. Considere la opción de abandonar el tabaco y hace de su casa una zona libre de humos. 

4.- Practique la seguridad sobre ruedas.  
En el coche asegúrese de que todos se coloquen el cinturón de seguridad (incluso para distancias cortas), teniendo muy presente que los niños tienen sus propios y específicos sistemas de seguridad. Con bicis, patines o monopatines también deberán llevar casco.

5.- Prevenga las conductas violentas con un buen ejemplo. 
Las formas no físicas de disciplina dan mejores resultados a largo plazo. Dando nalgadas o bofetadas a sus hijos pueden aprender que es correcto golpear a otras personas para resolver problemas. Utilice las palabras para corregir y tenga en cuenta también que se debe cuidar el lenguaje, pues las palabras también pueden hacer daño innecesario. 

6.- Asegúrese de que las vacunaciones de sus hijos estén al día. 
Tome decisiones fundamentadas en argumentos científicos de profesionales sanitarios sobre las vacunas que debe o desea aplicar a sus hijos. Guarde la cartilla de vacunación correspondiente en un lugar donde sea fácil localizar y difícil de extraviar. 

 7.- Esté atento a los medios de comunicación que emplean sus hijos.  
Los niños son muy sensibles a todo lo que ven y experimentan con la tele, el cine, los videojuegos, etc. Si cree que un programa, película o juego no es el adecuado para su hijo, deberán orientarles hacia otros más recomendables. Y hable con sus hijos acerca del contenido de estos programas, que siempre es mejor ver en familia. 

 8.- Comprométase más en el colegio y en la educación de sus hijos.  
No deje únicamente la educación a los maestros. Visite el colegio de sus hijos, participe en proyectos escolares. Si es preciso, intente estar disponible para ayudar en los deberes. 

9.- Preste atención a la alimentación. 
La buena nutrición se basa en el equilibrio entre los alimentos. Prefiera alimentos tradicionales, sanos y naturales; y evite los alimentos refinados y muy procesados. 

10.- Haga que sus hijos se sientan queridos e importantes. 
Los niños desarrollan su sentido de la autoestima ya de muy pequeños y lo consiguen a partir de sus padres. Escuche lo que sus hijos quieran decirles y haga que sus hijos se sientan queridos y seguros. Reconozca su carácter y su valor como individuos y dígales lo que admira en ellos y les hace especiales para usted. Abrace y acaricie a sus hijos cada día. 

Sirva como recordatorio. Parecen obviedades, pero seguro que todos tenemos puntos en los que podemos mejorar como padres. Seguro que se nos ocurre alguna consigna más, llena de pura lógica. Pero al menos estos 10 puntos son un buen punto de partida...

2 comentarios:

Patricia Vera dijo...

Aunque resulte obvio, no viene mal recordarlo. Me parece especialmente importante, porque sí que muchos padres lo descuidan (o descuidamos), lo de los maestros y lo de los medios de comunicación. Ocasiones estupendas para educar y transmitir valores.

ASI No dijo...

Hábleles sobre los abusos sexuales. No podemos (ni debemos) estar siempre con ellos para protegerles. Hay que enseñarles a protegerse por si mismos.