miércoles, 4 de junio de 2014

Hacia una Asociación Española de Pediatría de excelencia


Mañana comienza el Congreso Extraordinario 2014 de la Asociación Española de Pediatría (AEP), acontecimiento que ya adelantamos hace un mes desde este blog. Entre los días 5 y 7 de junio tendrá lugar la gran fiesta académica de la pediatría española y en español y que, al celebrar el centenario del Primer Congreso Español de Pediatría, contará con la participación de las sociedades de distintas sociedades pediátricas de ALAPE (Asociación Latinoamericana de Pediatría), así como SIP (Sociedad Italiana de Pediatría), SPP (Sociedad Portuguesa de Pediatría) y AAP (American Academy of Pediatrics). 

Y en este día previo compartimos la editorial que acaba de publicar el Prof. Serafín Málaga, presidente de la AEP, bajo el mismo título que la entrada de este post. Porque "la celebración del Centenario del I Congreso Nacional de Pediatría celebrado en Palma de Mallorca en 1914 y el inicio de la edición bilingüe en castellano e inglés de nuestra revista oficial Anales de Pediatría parece el momento oportuno para debatir abiertamente algunos de los temas que, a corto y medio plazo, habrá de afrontar la AEP para asegurar su futuro: el replanteamiento de su configuración para su adaptación a la realidad política, social y científica de nuestro país, el inmediato reconocimiento de las especialidades pediátricas, la necesaria recertificación de conocimientos y el inicio del proceso que nos permita alcanzar la calificación de sociedad científica de excelencia"

Y nos recuerda que "en el año 2010 la AEP elaboró su Plan Estratégico, que puso de manifiesto las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades de la pediatría española en aquel momento. Este plan de acción ha permitido acometer una serie de medidas necesarias que han hecho de la AEP una de las sociedades científicas más relevantes de nuestro país. En este momento todas nuestras acciones se encuentran protocolizadas, nuestras cuentas auditadas, disponemos de un código ético para enmarcar todas nuestras relaciones institucionales y hemos creado la figura del defensor del socio para vehiculizar de forma estructurada la comunicación entre los asociados y el Comité Ejecutivo de la AEP"

Uno de los campos de trabajo en el camino a la excelencia es la recertificación y la necesidad de elaborar herramientas para conseguirlo. Dos de estas herramientas están claramente vinculadas a Continuum, presentado hace un año en el Congreso de Pediatría de Sevilla y con 9 meses de andadura: la propia plataforma de formación virtual de la AEP y el trabajo anexo de traducción e implementación de GPEC (Global Pediatric Education Consortium) en dicha plataforma. 

Y así lo reconoce el propio presidente en su editorial, donde establece las directrices: "La AEP, consciente de la necesidad a corto y medio plazo de una recertificación periódica de los conocimientos adquiridos por los pediatras durante su formación y de las cada día mayores dificultades que encuentran para asistir a cursos y congresos presenciales, ha puesto en funcionamiento la Plataforma Digital Continuum, nuestro portal de formación continuada, que amparándose en las directrices GPEC dispone de los medios más modernos a nuestro alcance para lograr la necesaria actualización de conocimientos de nuestro colectivo desde su propio domicilio o puesto de trabajo. El selecto equipo de pediatras encargados del proyecto ha diseñado un producto de alta calidad, destinado a que los pediatras que deseen mejorar su competencia puedan hacerlo a través de un aprendizaje interactivo y solicitado a demanda. Contarán con el apoyo incondicional de las Sociedades Especializadas, los Comités y los Grupos de Trabajo de la AEP, que serán los encargados de elaborar los cursos que se irán ofreciendo periódicamente en Continuum". 

El camino a la excelencia de la pediatría en España es responsabilidad de todos. El camino se ha iniciado hace tiempo y el futuro es prometedor y la meta más cercana.