viernes, 4 de julio de 2014

La Tos ferina arrasa California


El título de esta entrada puede parecer exagerado. Bien, puede que lo sea. Pero en un país desarrollado, con un calendario vacunal que incorpora la vacunación contra Bordetella pertussis, lo que está sucediendo en este año 2014 es alarmante y preocupante.

Nada menos que 3.458 casos de tos ferina han sido declarados desde el 1 de enero al 10 de junio de 2014 en California. De estos, 800 se han producido en las últimas dos semanas. Se trata de una situación dramática.

Cierto es que la vacuna contra Bordetella pertussis no deja inmunidad a largo plazo, conviertiendo a los adultos es reservorios de esta enfermedad. También es cierto que que la mayoría de casos graves tienen lugar en lactantes muy pequeños, que aún no han sido vacunados con la primera dosis. Aun así, el número de casos es alarmantemente elevado. Hablamos de una enfermedad que en lactantes, especialmente los más pequeños, puede llegar a ser mortal.

No se nos debe escapar también la perniciosa influencia de los grupos antivacunas. De la misma hemos ya escrito mucho en este blog ("Tosferina, movimientos antivacunas y el triunfo de la ignorancia"). Una influencia que en Estados Unidos es enorme, con "famosos" que apoyan la opción de no vacunar basándose en los argumentos más peregrinos. Y para esto no hace falta irse a Estados Unidos, en España estos grupos tienen una influencia cada vez mayor ("Érase una vez... una historia verdadera sobre "antivacunas"", "El 5% de los padres catalanes no vacunan a sus hijos")...

Así estamos. Mientras deseamos que una situación como la de California no se repita en España, no está de más recordar que la vacunación frente a la tos ferina debe ser administrada a adultos y a embarazadas. De este modo se disminuye el impacto del factor "reservorio adulto" y se protege a los recién nacidos. Cataluña ha incorporado la vacunación en embarazadas como forma de disminuir los casos mas graves que suceden en neonatos o lactantes pequeños. Es por aquí por donde debemos seguir caminando. Que no suceda aquí lo que se está padeciendo en California en estos momentos.