miércoles, 22 de abril de 2015

Fundación Daniela, frente a la discriminación y los prejuicios

La Fundación Daniela, sin ánimo de lucro, apuesta por la formación de los profesionales sociosanitarios para así evitar la discriminación o el trato inadecuado que en muchas ocasiones sufren los jóvenes transexuales y transgénero. Y conviene entender bien estos dos términos: 
- Transexualidad es una situación que define la convicción por la cual una persona se identifica con el sexo opuesto a su sexo biológico, por lo que desea un cuerpo acorde con su identidad y vivir y ser aceptado como una persona del sexo al que siente pertenecer. La transexualidad es característica por presentar una discordancia entre la identidad de género y el sexo biológico. 
- Transgénero es un término general que se aplica a una los individuos que se diferencian de las identidades de género binarias (hombre o mujer) y del papel que tradicionalmente tienen la sociedad. Transgénero es el estado de la identidad de género de uno mismo (autoidentificación como hombre, mujer, ambos, ninguno, etc.) que no se corresponde con el asignado (la identificación por parte de los demás de si se es hombre o mujer en función del sexo genético o genital). El transgénero no se relaciona con la presencia de determinada orientación sexual; las personas transgénero pueden identificarse como heterosexuales, homosexuales, bisexuales, pansexuales, polisexuales, asexuales, etc. 

La Fundación Daniel trabaja sobre varios ejes fundamentales: 
1) Dotar de conocimientos especializados y herramientas adecuadas a los profesionales de la intervención social y sanitaria para que puedan realizar un abordaje adecuado de las problemáticas específicas que experimentan los niños y adolescentes transexuales y transgénero. 
2) Potenciar la creación de nuevas redes de profesionales especializados en la intervención con personas transexuales y transgénero que permitan un intercambio de información constante y apuesta porque esta red incluya profesionales, tanto del ámbito clínico como del de la intervención social, la psicología, y la educación. 
3) Realizar labores formativas y financiar nuevas investigaciones sobre esta realidad, porque para Fundación Daniela "la discriminación y los prejuicios no son más que un producto del desconocimiento de una realidad y aumentar el conjunto de conocimientos científicos y sociales es primordial para la erradicación del estigma y la discriminación"

Un consejo: para conocer un poco más y mejor Fundación Daniela es aconsejable leer un pequeño libro (pero grande en lo que cuenta y cómo lo cuenta): “El libro de Daniela”, en donde se relata la experiencia de una madre que descubre la verdadera identidad de género de su hija de 8 años. Es una historia llena de sensibilidad que invita a conocer el viaje que Daniela y su familia han tenido que hacer. Este libro relata la vivencia de una familia, pero esa vivencia sirve para ilustrar la odisea cotidiana que muchos niños y niñas transexuales tienen que vivir y que “dará luz a muchos padres y madres que tras leer este relato sabrán identificar qué es lo que les pasa a sus hijos"

“El libro de Daniela” es un arma para luchar contra la ignorancia, donde su autora (África Pastor Espuch, madre de Daniela) denuncia el vergonzoso silencio que existe en la realidad de los niños transgéneros, la negación máxima del principio fundamental de los derechos humanos. A través de esta historia, la autora nos invita a adentrarnos en un mundo en el que reina la igualdad entre los seres humanos, la empatía, los colores, la comprensión y, sobre todo, un mundo en el que reina la felicidad. 

Yo disfruté de su lectura hace un mes, y disfruté cada uno de sus capítulos, con títulos tan sugerentes como "Cuando nadie me ve...", "Puedo ser...", "Una hada", "Una princesa", "Alicia en el País de las Maravillas", "El camino", "El colegio", y ese colofón titulado "Daniela no es un problema, es una oportunidad".

Bienvenido al maravilloso Mundo de Daniela…. Y bienvenidos a conocer Fundación Daniela.