sábado, 5 de junio de 2010

Cine y Pediatría (21). "Mi nombre es Khan" y tengo síndrome de Asperger


“El síndrome de Asperger se manifiesta de diferente forma en cada individuo pero todos tienen en común las dificultades para la interacción social, especialmente con personas de su misma edad, alteraciones de los patrones de comunicación no verbal, intereses restringidos, inflexibilidad cognitiva y comportamental, dificultades para la abstracción de conceptos, coherencia central débil en beneficio del procesamiento de los detalles, interpretación literal del lenguaje, dificultades en las funciones ejecutivas y de planificación, la interpretación de los sentimientos y emociones ajenos y propios”, según la definición que consta en la web de la Federación Asperger España y que con frecuencia se conoce como “autismo de elevada capacidad”.

Mi nombre es Khan (Karan Johar, 2010) es la historia de Rizwan Khan, un musulmán indio que padece el síndrome de Asperger y que se enamora locamente de la bella Mandira, una madre soltera hindú que vive en San Francisco. Los atentados del 11-S sacuden Estados Unidos, provocando una oleada de odio y rechazo contra la población árabe. Tras los traumas vividos Khan (“se dice Jan, con la laringe”), busca entrevistarse con el Presidente de Estados Unidos para limpiar su imagen y para decirle: "Mi nombre es Khan y no soy terrorista". Como podemos intuir, una película peculiar que mete en la misma coctelera actores de Bollywood (las estrellas Shah Rukh Khan y Kajol) y un guión made in Hollywood (con el 11S como telón de fondo y un final demasiado excesivo, una “americanada” vaya). Mezcla contenidos de películas tan diferentes como Rain Man (Barry Levinson, 1988), Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994), Yo soy Sam (Jessie Nelson, 2001) y La boda del monzón (Mira Nair, 2001), aderezado con un cierto exceso de sentimiento y sentimentalismo. Lo mejor sin duda, las escenas de la infancia y el intento de mostrarnos las características de un niño con síndrome de Asperger.
Los protagonistas del filme (Shah Ruhk Khan y Kajol) son auténticas estrellas de Bollywood, celebridades indias reconocidas fuera de sus fronteras junto con nombres como los de Amitabh Bachchan, Aishwarya Rai, Hrthik Roshan, Aamir Khan, Rani Mukherji, Saif-Ali Khan, Preity Zinta, Kareena Kapoor, Bipasha Basu y Deepika Padukone. Cuando comentamos la película Slumdog millionaire (Danny Boyle, 2008) ya comentamos que la fama de Shah Ruhk Khan le ha hecho ser uno de los presentadores legendarios del programa "¿Quién quiere ser millonario"? en la India. Kajol pertenece a una de las tres familias con más respeto en el negocio de la cinematografía, la familia Mukherjee-Samarth (encima de guapa, rica… que mal distribuido está el mundo).

Aprovechamos el estreno de esta película para hablar del síndrome de Asperger en el Séptimo Arte. Pero quizás otras películas han realizado un tratamiento más sensato:
Locos de Amor (Petter Naess, 2005), hermosa historia de amor entre Josh Hartnett y Radha Mitchell, ambos con el síndrome de Asperger. Una historia diferente y relativamente convincente, cuyo mayor defecto es la traducción al español del título de la película original: “Mozart and the whale”.
En la película Adam (Max Mayer, 2009) el protagonista sufre síndrome de Asperger; su padre muere y entonces comienza una relación con su vecina Beth, de la que se enamora perdidamente; a partir de ahí se irá comprendiendo y conociendo cómo afecta este síndrome a la persona. Adam es una historia muy humana, tierna, sincera y emotiva que transmite sensaciones reales e intensas.
En American Splendor (Shari Springer Berman y Robert Pulcini, 2005) el amigo y colaborador de Harvey Pekar (escritor de comics sobre el que versa la historia) es Toby Radloff, personaje real con trastorno de Asperger. En la ficción Jean-Baptiste Grenouille personaje principal de El perfume: historia de un asesino (Tom Tykwer, 2005) también se le han adjudicado rasgos de esta entidad.

Se especula que algunas personas famosas en el mundo del cine han presentado el síndrome de Asperger. Entre ellos Tim Burton (lo cual, según su pareja Helena Bonham Carter, explicaría su imaginación y obsesión para con el elegante y, a la vez, terrorífico mundo de pesadilla que describe en algunas de sus obras) y el propio Steven Spielberg (quien incluso ha escrito sobre su síndrome).

4 comentarios:

Horacio Amarfil Echegaray dijo...

Es muy buena pelicula. Altamente recomendable, de buenos sentimientos y mejor mensaje

Andrea alsina vega dijo...

Me pareció una película excelente, recomendable como muy pocas últimamente, con buén argumento y mensaje.

Yolleth Requena dijo...

bellisima me quede sin palabras al verla,no se como esta pelìcula no se ha ganado un oscar,aunque a mi siempre me ha parecido el premio un fraude,osea,ellos mismos hacen sus peliculas y ellos mismos se las premian.

ciro aar dijo...

Pelicula miy buena con una historia muy humana y.argumentos.excepcionales una combinacion de sentimientos de verdad la.recomiendi