martes, 15 de marzo de 2011

Niños con cardiopatía congénita: la difícil transición a la vida adulta


La cardiología "de adultos" está cambiando en parte. Y ello es debido a los avances técnicos de la cardiología pediátrica: cada vez son más los niños que llegan a la vida adulta con una cardiopatía congénita que hay que seguir controlando durante toda la vida. La transición entre la cardiología pediátrica y los cardiólogos "de adultos" no siempre es sencilla...

Por ello, en Estados Unidos la American Heart Association (AHA) ha publicado una guía de práctica clínica que se ha publicado en la revista "Circulation". Su nombre es "Best practices in managing transition to adulthood for adolescents with congenital heart disease: the transition process and medical and psychosocial issues". Su objetivo es facilitar la transición de los adolescentes a la vida adulta.

En el sitio web (que conviene visitar a menudo) "Pediatric Supersite" hacen una breve reseña de la misma. Y se señala lo siguiente:

"Para brindar una atención médica ininterrumpida, la AHA recomienda que la transición debe ser un esfuerzo conjunto entre el paciente, su familia y el proveedor de servicios de salud, que generalmente es especialista en cardiología pediátrica". Y se destacan una serie de "pasos críticos".

  • Selección de un médico de adultos que garantice la coordinación de un cuidado integral.
  • Recibir asesoramiento en salud reproductiva y genética.
  • La obtención de un seguro de salud.
  • Educar a los proveedores de servicios de salud de adultos en el manejo de las cardiopatías congénitas.
  • Mantener la comunicación entre pacientes, familiares y profesionales sanitarios.
Bienvenida sea esta nueva guía, que responde a las necesidades de una realidad cada vez más frecuente.