Cine y Pediatría 8

lunes, 11 de julio de 2011

Sanidad, estado de bienestar y crisis: el difícil equilibirio entre la realidad y el deseo

Como contrapunto a nuestra entrada previa sobre Lecturas recomendadas en tiempos de crisis, leemos los resultados de la siguiente encuesta publicada en en el País, 3 de julio de 2011.

Encuesta de Metroscopia de ámbito nacional (realizada el 29 y 30 junio 2011) sobre 1.001 entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI) estratificadas de manera proporcional por comunidad autónoma, sexo y edad. Partiendo de los criterios de muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95,5% y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error de los datos referidos de la muestra es de +/-3,2%.

Las encuesta implicaba estas premisas y preguntas al encuestado: "Como probablemente sabe, la sanidad pública tiene grandes problemas económicos, como consecuencia fundamentalmente de la actual crisis, que pone en peligro su supervivencia tal y como hasta ahora ha venido funcionando. Para remediar la situación se han barajado diversas alternativas. ¿Está de acuerdo o en desacuerdo con las propuestas siguientes?".
A continuación enumeramos el porcentaje de desacuerdo en cada pregunta:

-Que la sanidad pública sólo sea gratutita para niños, pensionistas y casos importantes o graves, evitando así tener que subir los impuestos para financiarla: 74% en desacuerdo.
-Que en las recetas verdes se abone un 50% del coste del medicamento en vez del 40% actual: 62% en desacuerdo.
-Que se cree un impuesto especial destinado exclusivamente a financiar la sanidad pública: 67% en desacuerdo.
-Que se introduzca algún sistema de pago simbólico (por ejemplo, un euro) por cada día de estancia en un hospital: 66% en desacuerdo.
-Que se introduzca algún sistema de pago simbólico (por ejemplo, un euro) por cada consulta en los centros de salud: 61% en desacuerdo.
-¿Está de acuerdo en establecer el copago en la sanidad pública española?: 60% en desacuerdo.

De forma unánime para todas las preguntas, dos de cada tres encuestados están en desacuerdo con cualquier cambio propuesto en tiempo de crisis para mantener el estado de bienestar con el actual Sistema Nacional de Salud (SNS) en España. Ante esta situación, si el usuario externo (paciente o cliente) no acepta los posibles cambios, no es difícil imaginar en qué forma puede esto influir en el usuario interno (profesionales sanitarios).
Se plantea un difícil equilibrio en el SNS entre la realidad (expuesta parcialmente en los artículos comentados) y el deseo (reflejado parcialmente en esta encuesta). La cuestión será resolver la cuadratura del círculo en la macro, meso y microgestión en nuestra política sanitaria.

2 comentarios:

doctorin dijo...

Echo de menos otras opciones para contestar en la encuesta. Por ejemplo:
- Aumentar impuestos a las rentas más altas.
- Luchar en serio contra todo tipo de frauda fiscal.
- Limitar la aprobación medicamentos que no mejoren la eficacia de los actuales.
- Disminuir los sueldos de los parlamentarios y puestos de alta dirección.

Parece que las únicas medidas a considerar pasan por reducir gastos (no aumentar ingresos) y empobrecer a las rentas medias y bajas (que son los que sufren los recortes de sueldos y de prestaciones sociales).

Javier González de Dios dijo...

Tienes toda la razón, pero solo transcribo la encuesta que El País encargó a Metroscopia.