miércoles, 19 de octubre de 2011

Steve Jobs, Apple and The Big Apple


Steve Jobs quedará para la historia como una de las figuras más influyentes en la innovación y diseño en la era de la comunicación digital. Términos como Mac, iPod, iPhone, iPad, etc quedarán vinculados a la figura del cofundador de Apple. Alta tecnología, simplicidad y elegancia son las claves de estos productos que nacieron de la mente de Jobs.

Su fallecimiento el día 5 de octubre ha provocado multitud de reacciones de reconocimiento y solidaridad por todo el mundo. Y esto es debido a que a la figura de una gran profesional, de una especie de genio, se suma la figura de una gran persona . Sus conferencias y su pensamiento, su filosofía de entender la vida han adquirido una relevancia paralela a su creación. Sus frases se recogen como un ideario, con el que se puede estar más o menos de acuerdo (el retraso de la cirugía del tumor neuroendocrino de páncreas por la medicina alternativa ha sido bastante comentado), pero que hablan del ser humano que había tras la estela de un gran innovador que la historia recordará. Algunos de sus discursos se han difundido por tierra, mar y aire.

Ante estos hechos, el pueblo reacciona. La foto que precede a esta entrada está tomada a la entrada de la tienda de Apple en New York, el día 8 de octubre. De forma espontánea New York (The Big Apple) daba su reconocimiento público, espontáneo y sentido al creador de Apple. Como en el resto del mundo.

Ese día, en esta tienda de la 5ª Avenida (situada enfrente del famoso hotel Plaza y junto a la entrada sur de Central Park), construida bajo tierra (para no ocupar espacio físico) y que no cierra nunca (literal), había unas 600 personas en la tienda, con un flujo continuo de entrada y salida de personas. Una tienda sencilla y diáfana, en donde una parte de los allí presentes compraban los productos de Appel y una gran mayoría la visitaban, cual si de un museo se tratara. En un tramo de unos 2 km en la 5ª Avenida se encuentra lo que denominan el Museum Mile (por encontrarse museos de la envergadura del Metropolitan, Solomon R. Guggenheim, Frick Collection, Whitney Museum of American Art, Cooper-Hewitt National Design Museum, Jewish Museum, el museo del Barrio); con la importancia de Apple (sobre todo en Estados Unidos, donde hace tiempo que ganó la batalla a PC) y la estela de Steve Jobs, es posible que ese Museum Mile se extienda hasta la calle 59, puerta de entrada de esta tienda.

Gracias señor Jobs. Gracias por tu creación. Nos quedamos también con tus palabras. Esto es lo que pensaba de la vida, que comparto plenamente: "Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición".