sábado, 31 de diciembre de 2011

Cine y Pediatría (103). Los Inklings y la Tierra Media


Hoy es Nochevieja…y mañana amanecerá un nuevo año, uno más. Un buen momento para continuar en la compañía de los Inklings, compañía que comenzamos la semana pasada (Cine y Pediatría 102).

Hoy nos corresponde hablar del amigo de C.S. Lewis: J.R.R. Tolkien, escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, vinculado principalmente a la Universidad de Oxford. Aunque algunos escritores, como el estadounidense Robert E. Howard (y sus "Kull de Atlantis", "Solomon Kane" y "Conan el Bárbaro"), precedieron a Tolkien en la escritura del género literario de fantasía, el gran éxito literario de Tolkien le ha valido el título de padre de la literatura fantástica moderna.
Y ese título viene de la mano de su obra más importante, "El Señor de los Anillos". Aunque inicialmente se planteó como una secuela de "El hobbit", lo cierto es superó a su predecesora, hasta considerarse una de las obras más populares del siglo XX. Si bien la obra fue concebida por Tolkien como una sola historia, la novela fue divida en tres partes por motivos editoriales: "La Comunidad del Anillo" , "Las dos torres" y "El retorno del Rey".
"El Señor de los Anillos" se desarrolla en la Tierra Media, un lugar ficticio poblado de hombres y otras razas antropomorfas (hobbits, elfos, enanos,…), así como por criaturas fantásticas. La historia narra el viaje de su protagonista, el hobbit Frodo Bolsón, para destruir el Anillo Único, debido a que es la principal fuente de poder de su creador, Sauron, el Señor oscuro. Una nueva metáfora sobre las batallas entre el Bien y el Mal, una metáfora que implica la culminación de un largo proceso que da origen a la humanidad actual, con toda su carga mítica y reflejado en las Edades del Sol en el legendarium de Tolkien: la Primera Edad del Sol (la de los elfos), la Segunda Edad del Sol (la de los hombres de Númenor), la Tercera Edad del Sol (dominada por el mal) y la Cuarta Edad del Sol (la de los hombres).
Debido al carácter perfeccionista de Tolkien esta obra se escribió por etapas entre 1937 y 1949. Tolkien la consideró como un trabajo fundamentalmente religioso y católico, como varios temas teológicos subyacentes (como la batalla entre el Bien y el Mal, el triunfo de la humildad sobre el orgullo y la intervención de la gracia divina) y distintos valores (como la misericordia, el arrepentimiento, el sacrificio, la voluntad, la justicia, el compañerismo, la autoridad, la salvación,…). Pero además de sus creencias religiosas, también "El Señor de los Anillos" se alimentó de otras vivencias como la mitologías del norte de Europa, la ópera "El anillo del nibelungo" de Wagner, la obra "Macbeth" de Shakespeare o el poema anónimo "Beowulf".

Traducida a múltiples idiomas y versionada en radio, teatro y cine, destaca principalmente la trilogía cinematográfica de Peter Jackson. Pero antes de que el orondo neozelandés bordara su multipremiada trilogía, hubo algunos intentos previos: como el de Stanley Kubrick en 1967 (que quería hacer una versión con The Beatles como protagonistas, en el que Paul McCartney sería Frodo, Ringo Starr sería Sam, George Harrison sería Gandalf y John Lennon sería Gollum; ¿se lo imaginan?) y el de John Boorman en 1975.
Peter Jackson ha rodado una trilogía inolvidable en tres años (en el año 2001, La Comunidad del Anillo; en el 2002, Las dos torres; y en el 2003, El retorno del Rey), un éxito de público y crítica sin parangón. Entre las tres películas consiguieron 17 Premios Oscar, siendo la tercera parte la más galardonada con 11 estatuillas (igualando a los dos más premiadas hasta esa fecha en la historia de la Academia de Cine de Estados Unidos: en 1959, Ben-Hur de William Wyler y en 1997, Titanic de James Cameron). Pero más importante que los premios es el conjunto de personajes míticos que permanecen en nuestro recuerdo, ya grabados en nuestra memoria bajo la piel de un gran elenco actoral: Frodo Bolsón (Elijah Wood), Boromir (Sean Bean), Aragorn (Viggo Mortensen), Gimli (Jorn Rhys-Davies), Legolas (Orlando Bloom), Airwen (Liv Tyler), Éowyn (Miranda Otto), Elrond (Hugo Weaning), Faramir (David Wenham), Théoden (Bernard Hill), Galadriel (Cate Blanchet), Sméagol/Gollum (Andy Serkis), Gandalf (Ian McKellen), Saruman (Chistopher Lee), y un largo etcétera.

Un elenco de actores dirigidos por un director en estado de gracia para dar imagen a un libro mágico, escrito en la esquina de un pub de Oxford. Para ello, Peter Jackson se valió de grandes efectos especiales (de la empresa WETA) y de una gran banda sonora (con música de Howard Shore, interpretada principalmente por la Orquesta Filarmónica de Londres). Todo ello ha contribuído a que la trilogía de El señor de los Anillos sea considerada en algunos ránkings como la mejor trilogía, por delante de otras míticas (El Padrino, La Guerra de las galaxias -tanto la primera trilogía, como la segunda-, Parque Jurásico, Toy Story, Mad Max, Jason Bourne, Matrix, etc). Aunque lo anterior puede ser discutible (según los gustos), lo que es más objetivo es que esta trilogía si ha sido la que ha conseguido mayor recaudación a nivel mundial.

Las similitudes de los dos principales Inklings, C.S. Lewis y su Tierra de Narnia y J.R.R. Tolkien y su Tierra Media, se extiende a la gran pantalla. Así, tres nombres importantes surgidos de la trilogía de El Señor de los Anillos (Richard Taylor como diseñador de armas, Benjamin Cinelli como animador de las criaturas y Dean Wright como supervisor de efectos especiales) reaparecen en El león, la bruja y el armario. Tanto Peter Jackson como Andrew Adamson son directores neozelandeses y ambos llevan a Nueva Zelanda los espacios naturales para grabar su Tierra Media y su Tierra de Narnia. Un lugar ideal para que Jackson recreara el legendarium de Tolkien y sus míticos lugares: La Comarca, Isengard, Gondor, Rohan, Mordor, Númenor, el Abismo de Helm, el Bosque de Fangorn, las Minas de Morgul, el Monte del Destino o Las Tierras Imperecederas.
Peter Jackson ya está rodando El Hobbit, que se realizará en dos películas (The Hobbit: An Unexpected Journey y The Hobbit: There and Back Again), cuyo estreno será de nuevo (como las anteriores) en Navidad: pero para ello deberemos esperar a las Navidades de 2012 y 2013.

De Lewis a Tolkien, de “Jack” a “Tollers”, de Tierra Media a Tierra de Narnia, de Oxford a Nueva Zelanda,… un buen momento la Navidad para rememorar el sueño, la magia y la fantasía de los Inklings.
Sueño, magia y fantasía para el nuevo año. Feliz 2012, ¡ que sea un año fantástico !. Pero recordar, "there can be no triumph without loss, no victory without suffering, no freedom without sacrifice".