martes, 3 de enero de 2012

Estudios curiosos: ""El Club de los 27"


Kurt Cobain ("Nirvana"), Jim Morrison ("Doors"), Brian Jones ("Rolling Stones"), Jimmy Hendrix, Janis Joplin, Amy Winehouse... ¿Qué tienen en común? Al menos dos factores: todos fueron músicos de éxito y todos fallecieron a la edad de 27 años.

El "factor edad", los famosos 27 años, dio lugar a hablar del "Club de los 27", edad a la que, según periodistas y fans, sería más probable que sus ídolos fallecieran.

Visto así, a primera vista, el hecho en sí no parece tener demasiado sentido... pero ha sido objeto de un estudio de cohortes históricas publicado nada menos que en el BMJ. Para su realización los investigadores recogieron los nombres de todos los músicos y grupos que alcanzaron un número 1 en ventas en el Reino Unido entre los años 1956 y 2007. De esta forma, 1.046 músicos fueron identificados. De ellos, habían fallecido 71 (un 7% del total).

Estudiando la distibución por edad de los fallecidos, no se constató la presencia de ningún "pico" a la edad de 27 años. Sin embargo, los autores sí que descubrieron un hecho importante: la mortalidad entre los 20 y 30 años, entre el colectivo de músicos estudiados, era entre dos y tres veces superior a la de la población del mismo segmento etario en el Reino Unido.

Así que, efectivamente, existe un riesgo aumentado de mortalidad entre el colectivo de músicos cuando estos son jóvenes (menores de 30 años). Riesgo que, al parecer, con el paso de las décadas ha disminuido (era mayor allá por los años 70-80 del pasado siglo).

Más allá de la anécdota de la "edad 27 años", el estudio tiene su importancia. Estamos hablando de músicos de éxito, que tanto en vida como post-mortem disfrutan de millones de seguidores. Músicos que en gran número cayeron víctimas de los excesos de la época que les tocó vivir (adicciones a drogas como LSD, heroina, alcohol...y accidentes en muchos casos secundarios al consumo de estas sustancias y otras). La época actual, con todas sus limitaciones, es menos tolerante que hace 30 años a las adicciones en general y además los afectados pueden recurrir a centros de desintoxicación, cada vez más eficaces conforme se ha ido adquiriendo experiencia en el tratamiento y deshabituación de todo tipo de drogas.

El conocido dicho "Vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver" parece tener, afortunadamente, menos atractivo entre los músicos actuales. Sin embargo, sus vidas y acciones son objeto de escrutinio por parte de millones de fans. En cierto modo, muchos músicos de éxito (vivos o muertos...) ejercen un "rol ejemplar", que puede ser tanto positivo como negativo. En este sentido, la "mitificación" de determinados estilos de vida nada saludables de los primeros caidos de club puede hacer un flaco favor a sus actuales seguidores. Quedémonos con su música, maravillosa e innovadora en su tiempo... y lamentemos su prematura desaparición porque, sin duda, nos privaron a todos de disfrutar de todo su potencial, tanto interpretativo como compositivo.