miércoles, 8 de febrero de 2012

PROPOSITUS 30: Tratamiento de las alteraciones de la función tiroidea durante el embarazo


En el embarazo hay que tener en cuenta el tiroides de la madre y el tiroides del niño: cada cual tiene su propia personalidad y requiere sus propias atenciones. En relación con el tiroides del niño tenemos que recordar la "regla del tres": a las 3 semanas de la concepción comienza a formarse el esbozo de lo que ha de ser el tiroides del niño; a los 3 meses de la concepción el tiroides del feto es ya capaz de acumular yodo, funcionar y producir sus propias hormonas; 3 semanas después del nacimiento el recién nacido ha utilizado las hormonas que podían provenir de su madre, ha agotado sus depósitos y comienza a funcionar conectado con la hipófisis.

Durante el embarazo el embrión primero y el feto después están muy protegidos. Tienen dos posibilidades de utilizar las hormonas tiroideas: las que él mismo fabrica y las de su madre que pasan la placenta. Si su madre tiene un hipotiroidismo grave el niño utiliza las hormonas que él fabrica; si el niño tiene una agenesia tiroidea, utiliza las hormonas que le suministra su madre. En ambos casos el niño nace absolutamente normal en su desarrollo. El problema ocurre cuando hay una falta de yodo para la fabricación de las hormonas tiroideas. En estas circunstancias no funciona bien ni el tiroides de la madre ni el del feto, y entonces sí hay problemas: por ello, se recomienda que las mujeres embarazadas ingieran 200 μgr/día de yodo, de forma que se mantenga una producción adecuada de hormonas tiroideas.

En el caso de que la mujer embarazada tenga hipotiroidismo o hipertiroidismo nunca se deben suprimir los tratamientos en las patologías de tiroides por el hecho de que una mujer esté embarazada. Porque esto supondría un grave riesgo para la madre, pero mucho mayor para el embrión y el feto. Los recién nacidos cuyas madres han sido tratadas con antitiroideos deben de ser examinados para comprobar que su función tiroidea es normal y que no presentan bocio.

Mucha más información en el documento adjunto.

(Foto: Chateau d´Azay-le-Rideau. Loira. Francia)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenios dias, padezco una tiroiditis de hashimoto, durante el embaraazo me aumentaron la dosis de eutirox y mantuve los controles analiticos segun me pautaba el endocrino con resultados dentro de los parametros normales. Cuando nacio mi hijo le hicieron una analitica saliendo uns valores de TSH muy altos, pero las pruebas metabolicas (talon) fueron normales para hipotiroidismo (para el resto también), ¿seria necesario hacerle una analitica? él ahora tiene tres años. Gracias.

Javier González de Dios dijo...

Estimada lectora: sentimos comentarle que el objetivo del blog es dar información, pero no solucionar consultas personales.
Lo mejor es que lo consulte con su pediatra, para que revise bien los controles previos y le aconseje al respecto.
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias Javier. Un saludo.

Idoia López dijo...

Pedimos la actualización de los límites de referencia y del protocolo de tratamiento en el hipotiroidismo:
https://www.change.org/es/peticiones/sociedad-española-de-endocrinología-y-nutrición-por-la-revisión-de-los-valores-hormonales-en-el-hipotiroidismo-2