jueves, 14 de febrero de 2013

En Sanidad tenemos que "besarnos" más


Lo cierto es que en este blog estamos de lo más cariñosos últimamente. 

En Nochebuena lanzamos el ABRAZOZUMAB, ese magnífico acto de compartir afecto por el abrazo en el trabajo (la terminación con sufijo en forma de anticuerpo monoclonal fue una estrategia de marketing para que calara más hondo, of course). 

Y hoy, Saint Valentin´s Day, lanzamos esta entrada con sabor a besos. En fin, será por aquéllo que prometimos a principio de año que, ante tanta crisis (económica y moral), nos atrevíamos a soñar

Si, en Sanidad tenemos que "besarnos" más. Porque el principio KISS es de un valor incalculable en toda organización, también en nuestras organizaciones sanitarias. El principio KISS (del inglés Keep It Simple, Stupid o de Keep It Short and Simple) es un acrónimo que recomienda el uso de instrucciones sencillas y comprensibles, rechazando lo enrevesado e innecesario. 

¿Se os ocurren cuántos KISS podríamos aplicar cada día en nuestro trabajo en centros sanitarios?. A mi se me ocurren unos cuantos a bote pronto: sistemas informáticos obsoletos con contraseñas diferentes y actos llenos de "ensayo-error" para acceder a una radiografía o a una analítica de un paciente; historias clínicas no homogéneas entre hospitales o dentro del mismo hospital, entre servicios o dentro del mismo servicio; incapacidad de compartir información médica de un mismo paciente en centros sanitarios separados pocos kilómetros de distancia; circuitos de pacientes y pruebas complementarias en contra de la consulta única o de la hospitalización de corta estancia; etc.

El principio KISS es un punto de partida indispensable para la excelencia de un servicio sanitario, el principio KISS es un momento de la verdad para conseguir servicios 5 estrellas. El principio KISS es clave para fomentar proyectos de gestión sanitaria rigurosos y que incluye: 
- Un análisis de la organización o servicio sanitario a través de un DAFO: análisis interno (Debilidades y Fortalezas) y externo (Amenazas y Oportunidades). 
- La estrategia a adoptar a través de un CAME: Corregir (las debilidades), Afrontar (las amenazas), Modificar (las fortalezas) y Emprender (las oportunidades). 
- La Misión, Visión y Valores de la organización. 
- El desarrollo estratégico, con Objetivos, Líneas estratégicas y Acciones. 
- El plan de acción por responsable. 
- El cronograma para el plan de acciones. 

Así de simple, así de KISS..., nada nuevo que no se aprenda en un curso de iniciación de MBA (Master in Business Administration). Pero, realmente, ¿funcionamos así en nuestros servicios, en nuestros centros de salud, en nuestros hospitales,...?. Sabemos dónde vamos, por qué, para qué, para quién, cuándo, cómo y quiénes. 

Mientras reflexionamos sobre estos aspectos, empecemos por "besarnos" un poco más. Agradeceremos el cariño y, de paso, comenzaremos a ser algo más KISS. 
Aprovechamos este momento KISS de este Saint Valentine´s Day para compartir el artículo publicado hace un mes en blog de El País, "El viajero astuto" y que nos habla de "10 lugares donde robar un beso por San Valentín"

¿Será un sueño llegar a entornos sanitarios KISS?. No lo sé... De momento, disfrutar con la belleza de esta canción "DREAMS" con la música que nos regalan Andrea, Sharon, Caroline y Jim, cuatro hermanos irlandeses a los que echamos mucho de menos y que esperamos que vuelvan a ser The Corrs.  

¡¡ Feliz San Valentín y que podáis compartir muchos besos !!