Cine y Pediatría 8

domingo, 7 de julio de 2013

Meningitis B, sin vacuna disponible en España para toda la población



Basta ya de jugar con las vacunas. Basta ya de restricciones absurdas. Que, además, pueden significar - literalmente - la muerte para algunos niños y adolescentes. Basta ya de que sean criterios economicistas y no criterios basados en buscar un óptimo nivel de salud de la población los que rijan la política vacunal de nuestro país.

Los pediatras sabemos de la peligrosidad, de la letalidad, del famoso meningococo B. Encontrar una vacuna que pueda prevenir la morbimortalidad producida por esta bacteria ha sido durante décadas un objetivo prioritario. Hemos sido testigos esperanzados de cómo, en los últimos años, se han ido produciendo avances importantes para conseguir crear una vacuna que prevenga la enfermedad meningocócica invasiva por el meningococo B. Hemos respirado tranquilos cuando al fin se ha logrado. Pero...

... Pero la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha decidido que el uso de esta vacuna debe quedar restringido al ámbito hospitalario. La incorporación de esta vacuna al calendario oficial de vacunaciones queda, de este modo, muy, muy lejos. Decisión incomprensible para cualquier pediatra asistencial. Más incomprensible aún por cuanto ni siquiera se dispondrá de esta vacuna en las farmacias para que quien lo desee la compre para sus hijos. 

La política sanitaria española en materia de vacunaciones es demencial. Así, a los 19 calendarios vacunales que existen en nuestro país, hemos de añadir la anémica propuesta de calendario vacunal único, el "minicalendario" aprobado por el Consejo Interterritorial de Salud, que tanta estupefacción ha despertado entre los profesionales sanitarios por excluir numerosas vacunas. Seguimos ahorrando en temas muy sensibles. En un contexto de crisis económica como la que padecemos, se me antoja del todo punto incomprensible que las vacunaciones sean un campo en el que se pueda recortar.

...Y, volviendo a la vacuna contra la meningitis B, podemos leer que en Italia, país muy similar al nuestro en términos de desarrollo y de crisis económica, la Agencia Italiana de Medicamentos ha aprobado su uso. Y ya se está estudiando su inclusión en los calendarios vacunales. España, con su absurdo minicalendario único, su heterogeneidad vacunal geográfica totalmente injustificada y sus restricciones a la comercialización de la vacuna contra la meningitis B, se pone a la cola de Europa en materia vacunal.

Diversas sociedades científicas españolas han protestado oficialmente por la decisión de la AEMPS. ¿Servirá de algo? No tengo demasiadas esperanzas. Os dejo bajo estas líneas el texto del comunicado de la Asociación Española de Pediatría, la Asociación Española de Vacunología y la Asociación Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene. 


1 comentario:

Moraima dijo...

No me puedo creer que pueda vacunar a mi perra frente a la leishmania, pero no a mi hijo frente al meningococo B. ¿cómo puede suceder que una vacuna de semejante importancia no esté a disposición de un niño?