lunes, 27 de enero de 2014

Luces y sombras del Factor de impacto


El proceso científico es susceptible de ser cuantificado a través de los indicadores métricos de la información. En la contribución científica de una investigación es importante distinguir entre calidad (o rigor científico), importancia (o relevancia sobre el avance del conocimiento científico y/o práctica clínica) e impacto, aspectos interrelacionados, pero no equivalentes. 

En 1965, Garfield fue el primero en sugerir el concepto bibliométrico más conocido, el Factor de impacto (FI), mediante la contabilización de las citas que recibían las publicaciones individuales y se publica anualmente en el Journal Citation Reports (JCR) a través de las revistas (más de casi 9.000) que forman parte de la cobertura del Science Citation Index (SCI). 

El FI de una revista es el número medio de veces que son citados en el año actual los artículos de esa revista publicados en los dos últimos años. El FI no está exento de limitaciones y de comorbilidad a su alrededor por lo que se buscan indicadores alternativos; aún así, es el indicador bibliométrico más conocido y utilizado. Os dejamos, sobre este aspecto, dos artículos solicitados recientemente para una revista de Reumatología. 

En el primer artículo se analiza la utilidad del FI en una categoría del JCR, en este caso Rheumatology. Pero que es aplicable a cada una de las 171 categorías de estudio que se encuentran en JCR-SCI (63 de las cuales corresponden a Biomedicina y Ciencias). 

En el segundo artículo se valoran las luces y sombras del FI, sus fortalezas y debilidades. Y, especialmente, la comorbilidad asociada al mismo, con cuatro posibilidades: la “impactolatría”, “impactofobia”, “impactofilia” e “impacto¿qué?”. 

Si hemos de utilizar el FI (o nos someten a él), al menos conviene conocerlo bien…Porque el mensaje es claro: resulta absurdo pensar que toda la calidad, importancia e impacto científico de un investigador pueda resumirse en una simple cifra. Y por ello remarco la importancia de evaluar la ciencia (y a los científicos) en base a indicadores cienciométricos multidimensionales utilizados con rigurosidad por especialistas de esta materia, y conocedores de sus ventajas y limitaciones.