miércoles, 4 de noviembre de 2015

Del paciente a las fuentes de información, las fuentes nos resuelven dudas


Como continuación y complemento del post previo titulado "De las fuentes de información al paciente, las fuentes nos mantienen al día", hoy el Dr. Carlos Ochoa, amigo genio de las evidencias, nos regala "Del paciente a las fuentes de información, las fuentes nos resuelven dudas", y lo hace con un desarrollo en cinco apartados: 
1) De la duda a la pregunta clínica 
2) Elegir los términos 
3) Elegir las fuentes 
4) Elegir la estrategia (Depurar) 
5) Analizar los resultados 

Y lo hace de forma práctica, exponiendo varios casos clínicos, entre ellos: 
- Caso clínico 1: Lactante de 1 mes con angioma congénito de 5 cm de diámetro en labio superior, que obstruye orificio nasal. ¿Tratamiento con propranolol? 
- Caso clínico 2: Lactante de 5 meses con rinorrea y tos, que inicia dificultad respiratoria (taquipnea y tiraje), rechazo de tomas y se auscultan sibilantes espiratorios. Sat. oxígeno 93%. ¿Suero salino hipertónico? 
- Caso clínico 3: Varón de 4 meses; 2 ITU, la primera febril con ingreso (ecografía normal). Les han sugerido hacer CUMS, por si hay reflujo. ¿Es eficaz la profilaxis antibiótica? 

Y estas conclusiones finales: 
- No tengas miedo de reconocer lo que no sabes. Cuestiona procedimientos rutinarios 
- Transforma las necesidades de información en preguntas bien estructuradas 
- Divídelas en sus componentes 
- Elige la fuente de información 
- Prueba distintas estrategias 
- Analiza los resultados y gestiona la incertidumbre (peor es la ignorancia). 

Esperamos que estas dos presentaciones consecutivas, con títulos complementarios, hayan sido de vuestra utilidad, pues de alguna forma reflejan parte de lo mucho aprendido y compartido con tan buenos compañeros y amigos del Comité de Trabajo de Pediatría Basada en la Evidencia de la AEP.