Cine y Pediatría 8

martes, 30 de mayo de 2017

Artículo de EnFamilia con motivo del Día Nacional del Celiaco


La Asociación Española de Pediatría (AEP), a través de su web EnFamilia, ha puesto a disposición de padres y tutores un información sobre celiaquía.
Actualmente hay 20.000 niños celiacos diagnosticados en España. Esta patología que ha experimentado un importante incremento en los últimos años en nuestro país, ha pasado de ser una completa desconocida a formar parte de la actualidad.  Pocas son las familias que no han oído hablar del gluten antes de la incorporación de este cereal a la dieta de los bebés. Sin embargo, la cada vez mayor información sobre esta patología no resta incertidumbre familiar en el momento del diagnóstico y las preguntas se suceden en la consulta del pediatra.

La Asociación Española de Pediatría (AEP), a través de su web EnFamilia, ha puesto a disposición de padres y tutores un artículo especial sobre celiaquía donde podrán encontrar información actualizada sobre esta enfermedad y resolver sus dudas.

Algunas de las claves sobre esta enfermedad que la AEP recoge en este especial son:
  1. La celiaquía es una intolerancia digestiva a ciertos cereales. Concretamente al gluten: conjunto de proteínas contenidas en cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena.
  2. El sistema inmune de las personas celiacas reacciona ante el gluten produciéndose como consecuencia  una inflamación del intestino. 
  3. La enfermedad celiaca no es hereditaria, pero sí existe una predisposición genética a padecerla. Por eso, es más frecuente en familias donde ya hay algún caso. 
  4. La edad aconsejada para introducir el gluten en la dieta complementaria de los bebes es en torno a los seis meses de edad.
  5. Algunos síntomas frecuentes que pueden hacer sospechar de esta enfermedad son:
    • En los niños pequeños, lo más clásico es diarrea prolongada o intermitente, barriga hinchada, pérdida de apetito y de peso, ánimo triste o irritable y desnutrición.
    • Los niños más mayores y adultos a menudo tienen menos manifestaciones y más leves, como falta de hierro, pérdida de apetito, talla baja, dolor abdominal, llagas en la boca o dolores articulares. En la piel es muy característica la llamada dermatitis herpetiforme.
  6. El diagnóstico de la enfermedad se realiza a través de un análisis de sangre que incluye la detección de los anticuerpos propios de la celiaquía, seguido de la realización de una biopsia intestinal.  En determinadas ocasiones no es necesario realizar una biopsia para confirmar el diagnóstico.
  7. Cuando se diagnostica un caso dentro de una familia es recomendable estudiar también al resto de los integrantes cercanos ya que es frecuente que haya alguien más con la enfermedad.
  8. La celiaquía no tiene cura.  El único tratamiento eficaz es mantener una dieta sin gluten durante toda la vida. Una alimentación adecuada consigue que los síntomas de la enfermedad desaparezcan y disminuye el riesgo de que surjan otros problemas autoinmunes relacionados como la diabetes, la tiroiditis o alteraciones nutricionales como anemia u osteoporosis  y algunos tipos de cáncer.
  9. La contaminación de los alimentos con gluten pueden activar la enfermedad en los celiacos. Es necesario ser muy cuidadoso a la hora de preparar la comida de una persona con esta patología. Se debe utilizar recipientes y espacios distintos que separen los alimentos que vaya a consumir el niño celiaco.
  10. Ante la aparición de los primeros síntomas, o la sospecha de que el niño puede ser celiaco,se recomienda acudir al pediatra para resolver cualquier duda y atajar los efectos de la enfermedad.
Más información en EnFamilia.

No hay comentarios: