viernes, 26 de agosto de 2011

Lo que radian las radiografías


Una de las preocupaciones que los médicos tenemos (o que debiéramos tener...), especialmente cuando de niños se trata, es conocer con exactitud qué supone la práctica de una exploración radiológica en términos de radiación recibida. Es muy importante tener plena conciencia de que ninguna exploración radiológica es inocua.

Vía PEDIAP, excelente lista de distribución pediátrica, me entero de la existencia de esta tabla que os muestro al final de la entrada. Se trata de una tabla, disponible en la web de El Gipi, que nos debería hacer reflexionar y mucho. Está extraida del documento "Protección radiológica. Guía de indicaciones para la correcta solicitud de pruebas de diagnóstico por imagen. Comisión Europea. Dirección General de Medio Ambiente. 2000" que también está a vuestra disposición en la web de El Gipi.

Los datos son asombrosos, al menos para mi. ¿Sabiais por ejemplo que una radiografía de abdomen supone una exposición radiológica equivalente a 50 radiografías de tórax?

Los médicos en general y los pediatras en particular estamos en general cada vez más concienciados sobre los efectos adversos de las diversas intervenciones diagnósticas y terapéuticas. Pero es conveniente disponer de datos objetivos como los que esta tabla nos muestra para que nos pensemos dos veces si una determinada prueba radiológica es absolutamente necesaria o no. La mayor parte de las veces posiblemente no lo son...

4 comentarios:

Diario de una mamá pediatra dijo...

Aparte de la sensibilización de los pediatras, que considero muy importante, también hay que sensibilizar a las familias. Y conseguir erradicar aquello de que "con una radiografía me quedo más tranquilo". Y más desde la perspectiva de Urgencias donde en cada ocasión puede ser un profesional diferente el que atiende al niño (con lo cual el riesgo de repetir exploraciones innecesarias es superior).
Un saludo

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Totalmente de acuerdo, Amalia. A veces se ordenan radiogafías por lo que mencionas ("con una radiografía me quedo más tranquilo"), que es aplicable no sólo a médicos sino a muchos padres y pacientes.

Saludos.

victor canduela dijo...

Estupenda y muy oportuna aportación. Yo añadiría la necesaria información de todos los médicos que trabajan/trabajamos en servicios de urgencias, sobre todo los residentes.
Un saludo

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Así es, Victor. No estaría de más tener cerca, en nuestra paráctica diaria, esta tabla de "equivalencias radiológicas". Y, como comentaba Amalia, saberla transmitir a los padres.

Saludos.