jueves, 15 de noviembre de 2012

Reflexiones sobre la infancia en la obra de Gabriel García Mázquez


Gabriel García Márquez es un icono de las letras universal. Y es un icono en su Colombia natal. Por ello ha sido un acierto que el XVI Congreso Latinoamericano de Pediatría 2012 dedicara la Conferencia Inagural a su figura con un tema magnífico: "Reflexiones sobre la infancia en la obra de Gabriel García Márquez"

El escritor, novelista, cuentista, guionista y periodista colombiano está relacionado de manera inherente con el realismo mágico y su obra más conocida, la novela "Cien años de soledad", es considerada una de las más representativas de este género literario. 
Gabito (o Gabo), como es conocido por sus familiares y amigos, tuvo una marcada influencia de los recuerdos de su infancia y sobre ellos ha escrito siempre. Su niñez está relatada en sus memorias "Vivir para contarla". 

Muchos de sus personajes proceden de los recuerdos de su familia, con la gran influencia que en él tuvieron sus abuelos: "Cuando llegué a vivir con mis padres, a los ocho años, yo llevaba una imagen paterna muy bien sentada: la imagen del abuelo".

La conferencia fue llevada a cabo magistralmente por el pediatra, educador y humanista colombiano, Dr Juan Fernando Gómez Ramírez. 

Y nos recordó momentos y frases memorables del Premio Nóbel sobre la infancia y sus etapas, el apego y la educación: 
"He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño por primera vez el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre". 
- "En la educación de los niños, lo único importante, es encontrar el juguete que llevan dentro". 
-" A los hijos la vida los irá convirtiendo poco a poco en los padres de sus padres". 

En "Cien años de soledad" hacía incluso alguna descripción graciosa de la adolescencia: "Todos son iguales -se lamentaba Úrsula-, al principio se crían muy bien, son obedientes y formales y parecen incapaces de matar una mosca, y apenas les sale la barba se tiran a la perdición...".

Un brillante recorrido por las reflexiones de García Márquez, con un gran colofón final: "El secreto de una buena vejez no es más que un pacto honrado con la soledad". 

Reflexiones sobre la infancia desde el Macondo imaginario de García Márquez. Reflexiones desde Cartagena de Indias en ALAPE 2012. Simplemente vibrante...