martes, 18 de marzo de 2014

Uso y abuso de antibióticos.


En el VII Congreso de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP 2014) se celebró una Mesa redonda bien conocida (y reconocida) en medicina, un tema conocido, pero necesario: Uso y abuso de antibióticos

Moderada por Mª Luisa Navarro, presidenta de SEIP, constó de las siguientes ponencias: 
- Infecciones respiratorias más comunes: tratar o no tratar (Dr. Juan Bravo Acuña, Centro de Salud el Greco, Madrid) 
- Uso racional de antibióticos: ¿con qué tratar? (Dr. Javier González de Dios, Hospital General Universitario de Alicante) 
- ¿Cuánto tiempo tratar? (Dr.Ángel Hernández Merino, Centro de Salud La Rivota de Alcorcón, Madrid) 
- Utilización de antibióticos en niños españoles: estudio ABES (Dr. Roi Piñeiro Pérez, Hospital Puerta de Hierro, Madrid. 

En la presentación adjunta se expone la segunda ponencia, un tema especialmente relacionado con una reciente entrada del blog. 

Algunas premisas en medicina (y en muchas otras profesiones) son las siguientes: no es posible mejorar lo que no se controla, no es posible controlar lo que no se mide, no es posible medir lo que no se define, no es posible mejorar sin cambiar, no todo lo que hacemos lo hacemos tan bien como creemos. Reflexiones que son especialmente importantes en el uso racional de antibióticos
Y en este tema, cabe plantearse varias reflexiones en forma de 2 preguntas, 1 definición y 2 datos: 
- 2 preguntas clave: ¿Necesita un antibiótico el paciente? y ¿Qué tipo de antibiótico? 
- 1 definición conocida: El uso racional de antibióticos es la utilización juiciosa y ajustada a criterios clínicos aceptados y respaldados científicamente. 
- 2 datos clave: La OMS estima que el 50% de los antibióticos son administrados innecesariamente y la exposición innecesaria principalmente ocurre en los primeros 5 años de vida. 

En la exposición intentamos establecer la mejor combinación de las 10 enfermedades infecciosas comunes en Pediatría con los 10 grupos de fármacos antimicrobianos. Y para ello establecemos una sencilla clasificación de los antibióticos en tres grupos: primera elección, uso alternativo y uso inadecuado. Esta clasificación procede de los principales estudios realizados en España en los últimos 5 años, y que básicamente proceden de consensos, revisiones y libros. 

Porque el uso racional de antibióticos (buen uso y evitar el abuso) es un concepto íntimamente ligado a la conocida prevención cuaternaria en Pediatría.