lunes, 19 de octubre de 2015

Ética, formación y profesión


Hace menos de un mes tuvo lugar el XII ENCUENTRO NACIONAL DE TUTORES Y JEFES DE ESTUDIOS DE FORMACIÓN SANITARIA ESPECIALIZADA en Bilbao y en esa importante reunión disfrutamos de una conferencia inaugural a cargo de Adela Cortina, Catedrática de Ética de la Universidad de Valencia y Directora de la Fundación ÉTNOR, Ética de los Negocios y las Organizaciones. Una ponencia que llevaba por título "Ética, formación y profesión" y que he intentado resumir en la presentación adjunta. 

Una conferencia muy relevante en la que la que se nos habló de los bienes internos y externos de cualquier actividad, con especial enfoque a la actividad sanitaria. Una ponencia en la que, como nos comentaba la autora, se habla de conceptos desgraciadamente en desuso en el siglo XXI, como vocación, compasión o excelencia

Una ponencia en la que se nos recordaba un decálogo de excelencias en Sanidad: 
- Competente técnicamente 
- Diligente: ágil y con afecto (= antiprocrastinador) 
- Resiliente: capacidad de resistir en situaciones difíciles 
- Hermenéutico: capacidad de tomar decisiones en situaciones difíciles 
- Dialogante 
- Responsable: ante situaciones y ante personas 
- Justo: usar los bienes de salud con eficacia, con cuidado y con equidad 
- Cercano: buscar la amistad con el paciente (porque la curación es una tarea común) 
- Capacidad de trabajar en equipo 
- Compasión: empatía y compromiso.  

Una conferencia que comenzaba con el pensamiento de un filósofo ("La vida se sustenta en actividades, no en normas”, Aristóteles) y con las frases de dos poetas ("Todo necio confunde valor y precio”, Antonio Machado y “Hay gente que conoce el precio de todas las cosas y el valor de ninguna”, Oscar Wilde). 
Una ponencia llena de sentido y sensibilidad, de ética y conciencia, tan bella como necesaria.