lunes, 16 de noviembre de 2015

Liderazgo tutor-residente


Una cosa es "jefear" y otra "liderar". Porque LIDERAR es la influencia saludable para favorecer el entendimiento del grupo de trabajo (aún en las dificultades) de cara al logro de unos objetivos. 

Y el liderazgo existe en todos los campos, también en el educativo y de hecho pudimos aprender con Pilar Feijoo en el XII Encuentros de Tutores y Jefes de Estudio (AREDA 2015). Porque el LIDERAZGO PEDAGÓGICO es la capacidad de dirigir la actividad de quien tiene que aprender a aprender. Liderar es crear espacios de sinergia y no debemos olvidar que para los Griegos, la Sinergia era un regalo de los dioses. 

Hay dos liderazgos: el formal (lo da el cargo y de forma aislada sería como "jefear") y el no formal (lo dan las capacidades). La combinación de ambos construye al líder sólido. Y lo más característico de los buenos y líderes es su capacidad para estimular la motivación y la competencia de la otra persona, para dirigirla hacia la autodirección responsable (madurez) mediante diferentes modos de usar su autoridad. 

En esta exposición recordaremos los 4 modelos de liderazgo situacional de Hersey & Blanchard, en busca de la madurez: 
- Imposición 
- Persuasión 
- Acercamiento 
- Delegación 

Madurez es la capacidad de autodirigirse en el proceso de aprender y se compone de dos aspectos: la competencia (saber) y la motivación (querer saber). Y se proponen tras claves para mejorar: 
1) Activando la “tensión creativa” 
2) Aplicando la “ley del beso” 
3) Teniendo presente el “efecto Pigmalión". 

Y como colofón una conclusión que ya propuse hace casi tres años: que en Sanidad tenemos que "besarnos" más. Todo ello en la presentación adjunta... que corresponden a las enseñanzas de Pilar Feijoo, licenciada en Pedagogía, en uno de los talleres del encuentro de AREDA 2015.