viernes, 21 de junio de 2013

La formación MIR de Pediatría en Atención Primaria: ¿con quién, cuánto y cómo?


La tercera ponencia de la mesa redonda sobre el "Papel de los tutores en la formación MIR en pediatría: los tiempos están cambiando" (las anteriores ponencias han sido comentadas en las entradas de los dos días previos: ver 1 y 2) corrió a cargo del Dr. Venancio Martínez, pediatra de atención primaria y uno de los responsables de que en el año 2008 la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) editase el Manual de Tutores de MIR en Pediatría de Atención Primaria. El tema es candente y se centra en la formación MIR de Pediatría en Atención Primaria

Porque la permanencia del MIR de pediatría en centros de salud acreditados era una necesidad reconocida desde muchos años antes, aunque su realización había encontrado dificultades administrativas, de carácter técnico y había sido aplazada por falta de sensibilidad y por intereses particulares, a veces difícilmente comprensibles. El pediatra de Atención Primaria es el primero y casi siempre el único médico que asumirá los cuidados y la asistencia del niño enfermo, ya que su consulta es el punto natural de entrada en el Sistema Sanitario de los problemas de salud de la infancia y una gran mayoría de las demandas de los padres van a ser resueltas desde el ámbito extrahospitalario. La Atención Primaria es además la principal salida laboral de los pediatras en formación: casi el 70% de los pediatras trabajan en un centro de salud y más del 80% de los actos médicos pediátricos tiene lugar a este nivel. 

Ante esta realidad: ¿cómo podemos seguir formando residentes de Pediatría sin que tengan rotaciones eficientes por los Centros de Salud?. El niño y el adolescente sano se encuentran fuera del Hospital, por lo que prescindir de esta realidad en la formación del MIR de pediatría representaría un claro déficit en su aprendizaje. Ya lo decía el famoso pediatra Illingworth: "Es necesario conocer lo normal y sus variaciones para diagnosticar lo anormal". Esto resalta la importancia del niño sano como prioridad docente del futuro pediatra y la necesidad de incluir en su programa de formación la aproximación médica a todas sus circunstancias. 

El tutor de pediatría de Atención Primaria será el responsable del proceso de enseñanza y aprendizaje de los médicos en formación de Pediatría y sus áreas específicas durante su rotación por atención primaria. Además de la evaluación formativa o continua, el tutor ha de realizar una evaluación sumativa al finalizar cada rotación. 
La Comisión Nacional de Especialidad (CNE) aconseja la “distribución de los 3 meses de rotación obligatoria en dos periodos durante los dos primeros y en los dos últimos años de residencia”. Se trata de un consejo, dejando abierta la posibilidad de que cada Unidad Docente se organice de acuerdo a sus propias peculiaridades. En la opinión del Dr Venancio Martínez (opinión que compartimos) este tiempos es escaso e insuficiente. Parece lógico dentro del plan individualizado, posibilitar una rotación opcional avanzada de 3-6 meses durante el último año de especialidad en el Centro de Salud.

La actividad docente es un proceso dinámico siempre susceptible de mejora. La CNE, junto con los responsables de las Unidades Docentes y los tutores de Atención Primaria, deben evaluar la consecución de los objetivos y proponer en el futuro los cambios que sean necesarios en función de la nueva experiencia formativa que se inicia este año y los cambios que se produzcan en la pediatría de Atención Primaria y en la metodología docente.

Las dos sociedades pediátricas de Atención Primaria han contribuido con gran dedicación y empeño en ello, y fruto de ello son dos documentos esenciales: la SEPEAP con el Manual de Tutores de MIR en Pediatría de Atención Primaria; y la AEPap, por medio de su Grupo de Docencia MIR, con el Programa de Formación en Atención Primaria. En este documento se dividen las competencias en 4 áreas:
I. Área de competencias esenciales
II. Área de competencias en relación con la atención a la población infantil
III. Área de competencias en relación con la familia y la comunidad
IV. Área de competencias en relación con la docencia y la investigación.

Mucho trabajo y bien hecho desde los compañeros y sociedades de Atención Primaria. Mucho y bien hecho para responder con contundencia al con quién, cuánto y cómo de la formación MIR de Pediatría en Atención Primaria.